Guarani-Kaiowá, pueblo amenazado (2/3)

Alexis Demoment, traducido por Carla Ortuño Güendell
9 Octobre 2015



Con motivo de la “cumbre de las conciencias por el clima”, Valdelice Veron, líder del pueblo Guarani-Kaiowá, fue a París el pasado 21 de julio y dio testimonio, ante el Consejo Económico, Social y Medioambiental francés (CESE), de la angustia que sufre su pueblo, titulado “Por qué me importa”. Tras años de combate en la indiferencia general, podría tratarse del comienzo de una verdadera toma de conciencia por parte de la comunidad internacional sobre este tema. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer y mucha gente por sensibilizar.


Captura de pantalla Youtube: www.youtube.com/watch?v=ll8V59Adwas
Captura de pantalla Youtube: www.youtube.com/watch?v=ll8V59Adwas
Los Guarani-Kaiowá no se sienten lo suficientemente apoyados a la hora de llevar a cabo su lucha. Están abandonados por las autoridades a nivel local, nacional e internacional.

La policía local corrupta

En el Mato Grosso del Sur, la corrupción está siempre presente. Según los testimonios de los Guarani-Kaiowá, la policía casi nunca interviene para protegerlos - esto cuando no participa ella misma a los actos de violencia. “La policía local nunca da seguimiento a sus denuncias, se indigna Gert-Peter Bruch, presidente de la asociación Planeta Amazonas, contactado por el Journal International. La gente es asesinada, pero no sirve de nada que vayan a la comisaría porque no dan seguimiento a sus denuncias”. Así pues, los indígenas intentan que su problema sea un asunto nacional, con el fin de obtener el apoyo del gobierno, ya que se enfrentan a muchas dificultades para defenderse a nivel local.

En la película “Allianza” de Gert Peter Bruch, Valdelice Veron pone en entredicho los falsos informes del gobierno. El gobierno indica que los alimentos fueron distribuidos a los indígenas, lo cual es desmentido por la líder Guarani-Kaiowá. Cuando interrogamos a Gert-Peter Bruch sobre el tema, este respondió: “El hecho que el gobierno mienta a Brasil, es permanente. Si les escuchan, les dirán que todo esta bien, que no hay ningún problema con los indígenas, que el problema de los Guarani-Kaiowá no existe. Entre lo que promete el gobierno, o lo que este afirma hacer, y la realidad, existe una brecha. Es sistemático”.

Los Guarani-Kaiowá reprochan también a Dilma Roussef, en cabeza del país, de retrasar la aplicación de la ley de 1988, la cual aspira a proteger a los indígenas del acaparamiento ilegal.

Una política social limitada por las alianzas políticas y el lobbying granjero

Guarani-Kaiowá, pueblo amenazado (2/3)
En el plano político, la incapacidad de la izquierda brasileña de establecer una verdadera política social parece ser una de las muchas causas de la situación de los indígenas. El periodista brasileño Fillipe Mauro, interrogado por el Journal International, justifica la ineficacia de la izquierda brasileña haciendo referencia al número de concesiones que dicho partido ha tenido que hacer al centro y a la derecha del país para mantenerse en el poder. “El resultado, es un gobierno que ha sido capaz de cambiar una parte de la estructura económica y social brasileña, pero asegurándose de no afectar los intereses de los grupos privilegiados, como los granjeros, que hoy en día atacan a los Guarani-Kaiowá”, concluye Fillipe Mauro.

Los medios de comunicación brasileños también pueden ser considerados como responsables de la indiferencia de la opinión publica respecto a los indígenas. Muy pocos periodistas se especializan en el tema, y por lo tanto, mucha información errónea es difundida por los medios que casi no están interesados en el asunto. Fillipe Mauro explica que los Guarani-Kaiowá tuvieron una presencia muy destacada en el 2012. En ese entonces, los medios se apoderaron del tema. La prensa estaba entonces dividida, particularmente entre la izquierda, a favor de los derechos de los indígenas, y la derecha, por el derecho a la propiedad privada de los granjeros. Esta división permitió al pueblo brasileño expresar libremente sus opiniones y confrontar sus ideas. Sin embargo, el asunto fue poco a poco desapareciendo de los medios, añade Fillipe.

El periodista señala que “del punto de vista histórico, [el debate] integra una larga serie de masacres e irrespetos contra los pueblos indígenas y su derecho a una vida cultural”. No obstante, hay que tener en cuenta que algunos periodistas brasileños se especializan en los indígenas, especialmente Felipe Martinez que dedica a este tema un blog en la pagina web Carta Capital.

Confrontados a la indiferencia en su país, los Guarani-Kaiowá recurren al extranjero para intentar obtener la presión internacional sobre los dirigentes brasileños.

Notez