Premio Nobel de la Paz 2014 : un montón de candidatos

Alexis Demoment, traducido por Sylia Amrarène
2 Octobre 2014



El próximo 10 de octubre, el 96° premio Nobel de la Paz desde su creación en 1901 se atribuirá en Oslo. Se ha alcanzado un número récord de 278 candidatos este año. Entre ellos figuran 47 organizaciones.


Crédit DR
Crédit DR
Aunque la lista de candidatos tenga que estar mantenida secreta hasta 2064, algunos nombres se destacan evidentemente. Entre ellos aparecen tres muy elegibles para el premio. Cuidado : la lista no está exhaustiva.

Ales Bialiatski, activista para los derechos humanos

Crédit DR
Crédit DR
Este hombre político bielorruso ya tiene hoy en día una colección de premios (Lech Walesa, Homini Homo, y Per Anger), en la que parece faltar el Nobel de la Paz. Fundador del Centro de Derechos Humanos Viasna y vicepresidente de la Federación International de Derechos Humanos, él ha dedicado su vida a la defensa de los derechos humanos. Al caer la Unión Soviética, se ha hecho uno de los principales oponentes a Aleksandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia desde 1994, cuya gobernanza se acerca de las antiguas prácticas en Unión Soviética.

Bialiatski también fue uno de los fundadores del Frente Popular de Bielorrusia. Es sin duda por este vínculo con el partido centrista opuesto a la dictadura comunista que ha estado detenido desde 2011 hasta junio 2014, oficialmente por cargo de evasión de impuestos.

Malala Yousafzai, defensora de la educaciòn para las mujeres

Crédit DR
Crédit DR
Pakistaní de sólo 17 años, ella fue el año pasado nominada la persona más joven para el premio Nobel de la Paz. Cuando tenía 11 años ha empezado a denunciar por su blog las condiciones de las escolares en su país, exponiéndose a riesgos de muerta. Desde un atentado al que ha sobrevivido en 2012, se ha vuelto en un emblema de la lucha por los derechos de las mujeres, en particular por el derecho a la educación. Ella critica violentamente la vida bajo el régimen talibán.

Por supuesto, no está sola en esta lucha, pero se presenta de manera abierta como oponente a los talibanes en los medios de comunicación, lo que resulta una amenaza constante para ella y su familia. No obstante, es seguro que esta valiente mujer tiene un futuro muy prometedor.

Julian Assange, combatiente para el derecho a la informaciòn

Crédit Geoff Caddick/AFP/Getty Images
Crédit Geoff Caddick/AFP/Getty Images
Informático australiano, él es el fundador de la organización mediática alternativa sin fines de lucro en línea Wikileaks. Es un protagonista clave en el desarrollo actual de las redes informáticas. Por una parte, ha dirigido obras de protección de la privacidad y del anonimato de los usuarios de Internet. Por otra parte, ha usado muchas veces la herramienta informática para publicar documentos confidenciales para luchar contra lo que califica como « desajusto » entre las actuaciones del Estado y la información que se transmite a los ciudadanos.

Es con este objetivo que divulgó numerosos documentos del Pentágono en cuanto a los métodos usados por el ejército estadounidense en el Golfo. En 2010, aunque ya había publicado decenas de miles de documentos y que había anunciado estar a punto de publicar más, fue misteriosamente acusado  por Suecia de varias agresiones. Ha encontrado asilo político en la embajada de la República del Ecuador en Londres, donde ha sido viviendo desde 2012, así que ha seguido escribiendo, amenazado de estar detenido cuando salga.

Por supuesto, la lista de las personas que merecen este premio es muy larga. No obstante, el Papa Francisco está nominado por sus discursos en cuanto al ecumenismo y por sus intentos para acordar los valores católicos con la época actual. 

Por otro lado, cabe decir que el hecho de que los tres candidatos aquí mencionados estén amenazados de detención o de muerte es trágico. Es lo mismo para el ex-miembro de la NSA Edward Snowden, también nominado. Actualmente refugiado en Rusia para protegerse del gobierno estadounidense, criticó directamente los métodos de vigilancia de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, publicando documentos confidenciales sobre los métodos de la NSA. Esperamos que recibir el premio Nobel o sólo el hecho de estar en la lista de los candidatos les permitirá captar la atención de todo el planeta sobre las causas que defienden.

Notez